El Colegio celebra en todos los sentidos el Día de la Paz y la No Violencia. No solo está conmemorando esta efeméride hoy, día 30, si no que a lo largo de toda la semana desde el centro se han estado realizando actividades en relación a este día.

Como señala UNICEF “la educación en y para la tolerancia, la solidaridad, la concordia, el respeto a los Derechos Humanos, la no-violencia y la paz son motivos para recordar el 30 de enero”. Una de las premisas que tienen los centros educativos en su día a día es convertirse en grandes defensores de la paz y el entendimiento entre todas las personas. Una educación inspirada en una cultura de no violencia y paz permite a nuestro alumnado adquirir conocimientos, actitudes y competencias que refuercen su desarrollo como ciudadanos globales críticos y comprometidos con sus derechos y los de otras personas.

En esta ocasión desde el departamento de Justicia y Solidaridad de La Salle Córdoba se ha querido hacer un acto independiente para cada etapa. En Secundaria y Bachillerato se ha realizado una emotiva celebración en torno a la Cruz del Señor y a una barca. Barca y cruz dos símbolos muy unidos desgraciadamente en estos tiempos que vivimos, en los que tantos hermanos nuestros tienen que huir de sus países a causa de la tiranía de sus gobernantes, la falta de libertad y la guerra. Muchas personas huyen de sus países en busca de un futuro mejor, arriesgando sus vidas y la de sus familias. Tal y como hizo José con María y Jesús.

Tras escuchar la palabra de Dios, se ha leído una reflexión para que cada alumno interiorice el profundo sentido del Día de la Paz y la No Violencia. Una reflexión que recoge el sentido del mensaje del Papa Francisco “Nuestra MISIÓN como cristianos con LOS MIGRANTES es la de ACOGER-PROTEGER-PROMOVER E INTEGRAR”.

Reflexión:

Hay muchas personas que huyen de sus países para salvar su vida o la vida de las personas que quieren. Muchas son las causas: guerras, falta de libertad, falta de trabajo..Jesús también fue migrante, tuvo que huir con sus padres a Egipto porque Herodes quería matarlo. Jesús no quiere quedar indiferente ante todas las huidas de la humanidad. No sólo se hizo hombre, se hizo ¡humanidad que huye buscando salvarse! Nos recuerda que la vida es algo valioso y precioso que hay que defender por encima de todo, pero a la vez frágil. Y que hay situaciones de peligro porque vivimos en un mundo donde existe y existirá la maldad. Incluso nos alerta porque… ¡podemos convertirnos en Herodes de otros! Hacer que otros huyan por nuestra causa. Jesús huyendo quiere salvarnos en nuestras huidas. ¡Es Dios con nosotros siempre! Le vamos a pedir al Señor en este momento por todas las personas que huyen de sus países buscando un futuro mejor, por todas las personas que arriesgan sus vidas en el que a veces es un viaje sin retorno y también le vamos a pedir por nosotros, para que seamos acogedores, para que no rechacemos a nadie por causa de su raza o condición social.

Somos La Salle

TAGS:paz

Quizás también te pueda interesar...

El grupo de Alemán de 4º de ESO se adjudica el concurso del Día de las Lenguas Europeas
Jornada mundial de las misiones: Aquí estoy, envíame
Entrega de Diplomas del Bachillerato Dual a los cinco alumnos finalista