Los alumnos de tercero juegan al bingo para interpretar y leer las fracciones. El juego consiste en leer una serie de fracciones en voz alta y los alumnos, que tienen los cartones, tienen que ir marcando el dibujo que se corresponda con lo que han escuchado.

Una manera de hacer las matemáticas más atractivas y originales con la finalidad de motivar al alumno y que no vean la asignaturas como algo aburrido. El uso del bingo en educación no es algo nuevo, ya que son muchos los beneficios que aporta a la hora de comprender y asimilar muchos conceptos matemáticos.

Somos La Salle

Quizás también te pueda interesar...

Jornada mundial de las misiones: Aquí estoy, envíame
Los docentes del Colegio se formarán en herramientas de Google-Suite
El libro, el mejor aliado para estos días en casa