Los alumnos de 4º de EPO han disfrutado de una jornada de Hara. Una actividad cargada de sentimiento, puesto que los alumnos tenían que traer una foto de cuando eran más pequeños. En la parte posterior de la fotografía, cada alumno tenía que escribir algunos datos de su infancia, como pueden ser alguna travesura que hayan hecho, o cualquier característica que les diera a los compañeros pistas para que posteriormente adivinaran a quién pertenecía la imagen.

Tras poner algunos datos característicos, cada alumno ha entregado la imagen para que sea barajada junto con todas las fotografías y posteriormente fueran repartidas al azar. Una vez repartidas la imágenes, los alumnos, dispuestos en pequeños grupos, tenían que adivinar de qué compañero era esa fotografía.

Los alumnos han pasado una clase muy entretenida que les ha ayudado a conocer más al compañero.

Quizás también te pueda interesar...

Intercambio de adornos navideños con centros europeos
Conmemoración del Día de Todos los Santos de una manera especial en las aulas
Jornada mundial de las misiones: Aquí estoy, envíame