Como viene siendo habitual en las aulas de Infantil, cada viernes, en la reflexión de la mañana, nos visitan los papás y las mamás. En la mañana de hoy, el papá de uno de nuestros alumnos, mediante un juego de construcción, nos ha hecho comprender que aunque somos diferentes, unos más grandes, otros más pequeños, altos, bajos… pero en definitiva somos iguales.

La reflexión ha hecho especial hincapié en que aunque por separado todos somos diminutos, a través de la unión se pueden hacer grandes cosas. Una visita que ha dejado muy claro a los alumnos que la unión, el compartir, el comprender, la amistad, entre otras muchas cosas, sirve para que todos seamos más fuertes.

Somos La Salle

Quizás también te pueda interesar...

Un intrépido astronauta visita las clases de 1º de Infantil
Comienzan las exposiciones de proyectos en las aulas de Infantil
Jornada mundial de las misiones: Aquí estoy, envíame