Las matemáticas ya no son tan tediosas para nuestros alumnos. En clase, para aprender jugando, que es una de las mejores maneras para captar la atención del alumnado se emplean diferentes juegos. Uno de ellos es el bingo matemático. Este juego permite practicar operaciones con números naturales, repasar la prioridad de las operaciones, adquirir agilidad en cálculos sencillos a realizar mentalmente.

Hay varias modalidades de juego pero todas tienen el mismo objetivo, hacer que los alumnos realicen una serie de cálculos matemáticos. El profesor saca una bola y cada número tiene asociado una pregunta con operaciones de matemáticas que dan un resultado. Una vez sacada la bola numerada se lee la pregunta matemática y los alumnos calculan mentalmente el resultado y ponen una ficha encima del número resultado si está en su cartón.

Los alumnos disfrutan con este tipo de ejercicios mientras trabajan operaciones mentalmente y con mucha fluidez.

#Somos La Salle

Quizás también te pueda interesar...

El grupo de Alemán de 4º de ESO se adjudica el concurso del Día de las Lenguas Europeas
Jornada mundial de las misiones: Aquí estoy, envíame
Entrega de Diplomas del Bachillerato Dual a los cinco alumnos finalista