El Colegio ha celebrado la festividad del Corpus Christi o también conocida como la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Esta celebración se lleva a cabo el jueves posterior de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés, 60 días después del Domingo de Resurrección.

El Corpus es una de las últimas celebraciones que el colegio acoge antes de dar por finalizado el curso académico. Es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía y que en esta ocasión ha servido para dar gracias a Dios por el curso que los alumnos acaban de finalizar. Una celebración solemne y cargada de cariño en la que el alumnado ha acompañado al Señor Sacramentado por todos los rincones del colegio.

La jornada comenzó con una procesión que recorrió todas las aulas del centro, dese Infantil hasta Bachillerato. Una celebración presidida por el capellán del colegio, Don José María Muñoz, y que sirve para despedir el curso dando gracias a Dios, y esperar las vacaciones estivales que servirán para descansar, reflexionar y madurar de cara al próximo mes de septiembre.

Somos La Salle

Quizás también te pueda interesar...

La formación Dual afronta su cuarto año en La Salle Córdoba con 51 alumnos matriculados
Los alumnos de 3º de Infantil decoran macetas para el huerto escolar
FALLO DEL XVIII CONCURSO DE LITERATURA FANTÁSTICA