Hoy celebramos el día del libro y de la lectura. Una fiesta cultural que se festeja prácticamente en todo el Mundo. Es una conmemoración simpática, bien recibida, querida y promovida por todas las personas de bien, que están convencidas de que la lectura es una puerta no sólo a la adquisición de conocimientos, datos o incremento de la cultura, sino que creen que su práctica ejerce unos efectos benéficos en nuestro carácter y personalidad y, por tanto, en nuestra manera de relacionarnos con los demás.

Aunque España lo venía celebrando desde hacía muchos años (en 1930 se fijó esta fecha), la UNESCO consideró generalizarla, porque vio que en este día se celebraban casualmente una serie de efemérides que afectaban a escritores o autores de diversos países. Así, es tradición considerar que un 23 de abril de 1617, aunque con calendarios diferentes, fallecían Miguel de Cervantes y William Shakespeare, las dos figuras más destacadas de la literatura moderna Europea. También por esta fecha, pero de otros años, coincidía el fallecimiento y homenaje a otros escritores como el Inca Garcilaso de la Vega, William Worsworth y Josep Pla.

La lectura es una experiencia intensa, no necesariamente privada, pues durante muchos siglos ha sido compartida, emocionante y llena de esperanza y vitalidad para el espíritu. Nos gustaría hoy, que todos nosotros: Hermanos, familias, profesores y alumnos telemáticos de nuestro cole conocieran y ayudaran a difundir tres cualidades que una asidua práctica lectora nos provoca: 1. Nos transmite disciplina y serenidad, dos cualidades muy importantes actualmente, en este mundo donde se nos demandan resultados inmediatos y objetivos que, de tan exigentes, parecen inhumanos. La lectura, en cambio, exige tranquilidad, silencio, hábito, concentración… y reflexión. De nada sirve leer si luego no dedicamos un tiempo a reflexionar o a interiorizar lo leído.

2. Si no nos hace inmortales, al menos sí que alarga o multiplica nuestra vida, pues al conocer y compartir durante días o semanas las emociones, peligros, alegrías y desgracias de otros, hace que nuestras perspectivas de vida aumenten con la suma de estas situaciones compartidas.

3. Nos hace más humanos. No quiere decir esto que seamos ahora humanoides y la lectura nos corrija y acerque a nuestra verdadera naturaleza… quiere decir que la lectura de un buen libro, aclara nuestros sentimientos, nos fija la atención, esponja el corazón, disuelve la bilis, nos desarrolla la simpatía, promueve la empatía y favorece la resiliencia, que es el arte de sacar partido a los momentos difíciles como los de estas fechas…

Queridos amigos, Hermanos, familias, alumnos y profesores, vivamos con emoción este día, leamos algo en vuestras aulas virtuales, en vuestras casas, en todas las asignaturas; IMAGINEMOS. Dediquemos unos minutos a alegrarnos y a celebrar una fiesta en la que todos somos protagonistas, con nuestros amigos… los libros.

Oración:

OH, Dios mío, que dese lo alto contemplas nuestras acciones, nuestras situaciones y limitaciones, concédeme tiempo y voluntad para acercarme a los demás también a través del camino de la lectura. Que este libro se convierta en bálsamo para mis heridas, en ejemplo para una vida más digna, en mi palabra de aliento para el que la necesite y en mapa para un proyecto más solidario. Te lo pedimos bajo la intercesión de tu hijo Jesucristo, que alentó la palabra verdadera y nos enseñó a amarla y transmitirla, en la Escuela Lasaliana, de generación en generación.

Amén.

Y si tienes 15 minutillos…. https://www.youtube.com/watch?v=dwh7Z2cRxYk

Quizás también te pueda interesar...

Los alumnos de 1º de ESO trabajan Geografía a través de la App Book Creator
Los alumnos de 4º de ESO desarrollan habilidades financieras con el programa «Finanzas para la Vida»
La agencia Dobuss visita a los alumnos de 1º de Bachillerato en Cultura del Emprendimiento