El fútbol sala es un deporte que pueden practicarlo niños de cualquier edad. Tiene un gran éxito entre nuestros alumnos ya que su mecánica es muy similar a la del fútbol tradicional, aunque con algunas diferencias, especialmente en el tamaño de la pista dónde se juega. Al tratarse de un deporte de equipo, todos los que lo practican aprenden valores muy importantes, que les ayudan a su formación integral, como son el compañerismo, el respeto al rival y la solidaridad.

Kiko Zarza y Kiko Reyes son los coordinadores de esta área en el club. Para los dos es muy importante que el los pequeños disfruten y aprendan. Kiko zaraza asegura que “estamos desarrollando multitud de tareas en el que el niño esté constantemente con el balón , evitando las filas y posibles distracciones, cosa que en las generaciones venideras es bastante común. Creemos que es muy importante que el niño compita, por todo lo que inculca en cada deportista, pero desde el respeto al rival y el apoyo del compañero”. Los coordinadores han querido innovar para esta temporada y han incluido nuevos métodos son la tecnificación y especialización de la figura del pívot.

Se parte desde el objetivo de que lo principal es “construir y asentar el proyecto y formar generaciones. Que todos los niños con los que trabajamos se les identifiquen con nuestro deporte es nuestro principal objetivo. Estamos trabajando para unificar criterios y sistemas de juego para que el niño cuando ascienda de categoría o suba para un partido ocasional, le sea conocido. Tenemos equipos que van a competir muy bien y nuestro objetivo es llegar lo más lejos posible”, aseguran nuestros coordinadores de fútbol sala.

Kiko Zarza indica que “desde el colegio se ha hecho un enorme trabajo con unos frutos que se valorarán mucho más con el paso del tiempo, sobre todo por el trabajo de Manuel Barrilero. Hemos llegado a tener un equipo en 3a división, jugadores del club en las selecciones provinciales y autonómicas, niños del colegio debutando en 3a división, llegamos a tener 11 equipos en un mismo año, una escuela de porteros de primer nivel gracias a Cristian…Hace no mucho tiempo el fútbol sala era muy minoritario en el colegio por lo que el trabajo y el cambio ha sido brutal y esto ha sido gracias a los grandes monitores y coordinadores que hemos tenido en este tiempo. Este año queremos continuar desarrollando todo lo bueno que se hizo, por eso algunos de nuestros monitores han vuelto a coger a sus equipos que anteriormente dirigieron para encabezar este ambicioso proyecto”.

En este sentido, Kiko Reyes señala una de las máximas ilusiones de un coordinador, “cuando uno coge una generación desde una categoría base siempre sueña con soltarlos en juveniles y eso es lo que realmente nos gustaría”. De esta manera y recalcando el modelo de trabajo que están siguiendo en la actualidad Reyes afirma que “lo importante es que aprendan muchísimo, que creen un vínculo con su entrenador, que se diviertan y que logren éxitos deportivos. Todas estas facetas están relacionadas por lo que se tienen que trabajar de la misma manera. Si no trabajas una, es muy probable que no alcances la otra”.

Un trabajo que llama a la ilusión ya que como indican los coordinadores “hay muchísimas cosas programadas para este año. Todos los niños de nuestra escuela tienen que divertirse y disfrutar de nuestro deporte. Queremos que los niños recuerden en su vida que jugaron a futbol sala en el colegio La Salle con sus amigos y entrenadores”.

#SomosLaSalle

Quizás también te pueda intereser...

Un total de 450 niños comienzan las actividades extraescolares en el Club Deportivo
El Equipo de Balonmano celebra su victoria junto a sus familiares
El equipo Cadete de Fútbol Sala queda tercero en la final del Campeonato de Andalucía