Iniciada la recta final del curso, son muchos los aspectos que faltan por trabajar en las aulas de Infantil. La lateralidad es uno de los trabajos que ahora se desarrollan en las clases. Gracias a los programas La Salle, concretamente los circuitos de lateralidad, en Infantil aprenden la dominancia de un lado u otro del cuerpo.

La lateralidad corporal es la preferencia que muestran las personas por un lado de su cuerpo. El ejemplo más sencillo es la preferencia por utilizar la mano derecha o ser diestro. Hay que referirse al eje corporal longitudinal que divide el cuerpo en dos mitades idénticas, en virtud de las cuales se distinguen dos lados, derecho e izquierdo.

La lateralidad sigue un proceso que pasa por tres fases atendiendo a la edad del alumno:

1. Fase de identificación, de diferenciación clara (0-2 años).

2. Fase de alternancia, de definición por contraste de rendimientos (2-4 años).

3. Fase de automatización, de preferencia instrumental (4-7 años).

Por medio del Programa La Salle se estimula la actividad sobre ambas partes del cuerpo y sobre las dos manos, con la finalidad de que el alumnado tenga suficientes datos para elaborar su propia síntesis y efectuar la elección de la mano preferente.

Quizás también te pueda interesar...

Los pequeños de 3º de Infantil realizan un taller de lectura
Profesionales de Clínica Bérmar visitan a los alumnos de Infantil
El colegio celebra el día de Nuestra Señora de la Estrella con una ofrenda floral