Una de las últimas celebraciones que el colegio acogió antes de dar por finalizado el curso académico 2017/18 fue el Corpus Christi. Es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía y que en esta ocasión ha servido para dar gracias a Dios por el curso que los alumnos acaban de finalizar. Una celebración solemne y cargada de cariño en la que el alumnado ha acompañado al Señor Sacramentado por todos los rincones del colegio.

La jornada, además de la celebración de la Eucaristía, estuvo marcada por una procesión que recorrió todas las aulas del centro, dese Infantil hasta Bachillerato. Una celebración presidida por el capellán del colegio, Don José María Muñoz y cuyo cortejo procesional estuvo acompañado por un coro de voces blancas que lo formaban alumnos del colegio.

De esta manera, dando gracias a Dios, nuestros alumnos ponen punto final al año académico y comienzan unas merecidas vacaciones estivales que sin lugar a dudas servirán para descansar, reflexionar y madurar de cara al próximo mes de septiembre.

Quizás también te pueda interesar...

Jornada mundial de las misiones: Aquí estoy, envíame
Los docentes del Colegio se formarán en herramientas de Google-Suite
El libro, el mejor aliado para estos días en casa