Cerrando el mes de marzo y con ello el dinamismo de la escolarización, queremos compartir con vosotros nuestra felicidad, ilusión y gratitud ante la magnífica acogida de la Oferta Educativa de La Salle Córdoba, tanto en Infantil (3 años), como en Bachillerato, sin olvidarnos de ese gran proyecto que inicia su andadura en breve, nuestra Escuela Infantil 0-3 años.

No obstante, no queríamos dejar pasar la oportunidad de presentaros los rasgos y valores definitorios de nuestro Bachillerato, una oferta que cada año pulimos, mejoramos y cuidamos con esmero.

El Bachillerato de la Salle Córdoba no es una realidad que responde a un modelo teórico, preparado y empaquetado para salir en redes sociales. Nuestro Bachillerato es una realidad. Una realidad que responde, con muchos años de experiencia, al perfil del alumnado y familia actual. Un alumnado con hambre de futuro, con “sana ambición”, con aspiraciones y compromiso con el entorno que nos envuelve. Y unas familias deseosas de contar con el mejor contexto de enseñanza- aprendizaje, capaz de potenciar todo lo bueno en la vida de sus hijos e hijas.

Y, cómo no, presentar el Bachillerato del Colegio La Salle, requiere sacar a la palestra una pieza clave del proyecto: la vocación específica de un equipo de docentes enamorados de dicho proyecto educativo, que entienden su labor como un servicio a la sociedad.

Si tuviéramos que subrayar algunos dinamismos de nuestro Bachillerato, tendríamos que hacer alusión a los siguientes elementos: – Un Bachillerato de exigencia académica. Nuestro alumnado entiende que el momento histórico en el que vivimos, de tanta y tan variada exigencia, requiere de su mejor versión personal y académica. Cada alumno, con potencial totalmente diferente, necesita del mejor contexto educativo para dicho despliegue.

– Un Bachillerato marcado por la orientación vocacional-profesional y el acompañamiento personal. Además de la labor específica del departamento de Orientación, desplegamos numerosas actividades sistemáticas de orientación vocacional-profesional diseñadas para dicha etapa: mesas redondas de profesionales, de antiguos alumnos, programas de identificación de intereses profesionales y fomento de la experiencia de Mentoring para que los alumnos conozcan “in situ” la labor profesional de aquellos ámbitos que desean conocer. Todo ello culminado con la celebración anual de Universalle, evento con nueve años de experiencia en nuestro colegio y que cuenta con la presencia de más de 30 universidades de referencia nacional. Y un acompañamiento que no es solo profesional. También personal. Nuestro alumnado puede disfrutar del acompañamiento del profesorado liberado durante algunas horas semanales para poder confrontar su propia experiencia de crecimiento personal y/o de fe.

– Un Bachillerato de innovación. Hace más de una década que La Salle hizo una apuesta clara por el uso de las tecnologías como elemento facilitador y como herramienta para afrontar este mundo digital y cambiante que nos rodea. El diseño de asignaturas específicas como el “Practicum” vinculada a cada uno de los itinerarios de Bachillerato, o la implementación de la asignatura de Emprendimiento, Oratoria y Debate; así como la exposición sistemática a la participación en concursos externos vinculados a todas y cada una de las disciplinas,… se convierten en iconos de dicha apuesta por la innovación.

– Un Bachillerato que apuesta por los idiomas. La participación en el Programa del Bachillerato Dual, fomentar las experiencias de inmersión lingüística, ser centro Examinador de Certificación de Trinity y Cambridge, la apuesta por la realización sistemática de “mocks” en inglés, francés o alemán, o convertirnos en una de los pocos colegios reconocidos de Andalucía como “Escuela embajadora europea”, son opciones claras y evidentes de nuestro compromiso con los idiomas.

– Un Bachillerato que no olvida a los más débiles. Un colegio cristiano como La Salle, debe entender que nuestra vida no puede olvidar el compromiso por la justicia y la solidaridad. La iniciación al Voluntariado, el compromiso con campañas de colectivos que demandan la necesidad de recursos, comprometerse con el itinerario de crecimiento en la fe a través de Salle Joven, participar en encuentros de verano, campos de trabajo… forman parte de nuestro Bachillerato y de nuestra vida colegial.

– Un Bachillerato que apuesta por el deporte. Los alumnos de Bachillerato pueden disfrutar de la oferta de actividades que les brinda un Club Deportivo donde participan más de 700 niños, adolescentes y jóvenes, abierto a la sociedad cordobesa y ue cuentan equipos federados en la mayoría de las disciplinas deportivas: Balonmano, fútbol sala, fútbol, baloncesto, Voley,…

Un Bachillerato que, al fin y al cabo, quiere ser un hogar, donde los alumnos entiendan que la Salle es su casa. Un lugar donde se puede convivivir, crecer, madurar y vivir su fe. Pero no solo los alumnos. Las familias encontrarán siempre un espacio para caminar y sentirse acompañados en su labor educativa.

#Estás en Casa

Juan Antonio Chaves León (Jefe de Estudios Ed. Secundaria)

Víctor Castro Valera (Director de La Salle Córdoba)

Quizás también te pueda interesar...

“Juntos mejor”, lema con el que La Salle da la bienvenida al curso 2022-2023
Información General próximo curso 2022-2023
El Colegio y Arruzafa Golf sellan un acuerdo para las familias de La Salle