Tras el descanso navideño, hoy se han reanudado las clases para todos los alumnos del colegio. Este día, que podría resultar duro por volver a la rutina y a escuchar el sonido del despertador, ha sido, para los más pequeños, un momento ilusionante. Muestra de ello, los numerosos besos y abrazos entre compañeros de clase y profesores.

Asomados por la mirilla, hemos observado ojos resplandecientes en las caras de nuestros alumnos que reflejan, sin lugar a dudas, el deseo de compartir miles de historias vividas con sus familias durante este tiempo de Navidad.

Volvemos a nuestro trabajo convencidos, una vez más, de que todo esto merece la pena.

Quizás también te pueda interesar...

El alumnado de Infantil visita la capilla colegial para conocer en profundidad el Adviento
Blue Door hace la entrega de premios del concurso Bonfire Ninght
Los alumnos de Primaria refuerzan su motivación conociendo las expectativas que el profesor tiene en ellos