Tras el descanso navideño, hoy se han reanudado las clases para todos los alumnos del colegio. Este día, que podría resultar duro por volver a la rutina y a escuchar el sonido del despertador, ha sido, para los más pequeños, un momento ilusionante. Muestra de ello, los numerosos besos y abrazos entre compañeros de clase y profesores.

Asomados por la mirilla, hemos observado ojos resplandecientes en las caras de nuestros alumnos que reflejan, sin lugar a dudas, el deseo de compartir miles de historias vividas con sus familias durante este tiempo de Navidad.

Volvemos a nuestro trabajo convencidos, una vez más, de que todo esto merece la pena.

Quizás también te pueda interesar...

Los alumnos del Colegio se vuelcan con la celebración del Domund
El proyecto El Espantapájaros explica el cuerpo humano en las aulas de 3º de Infantil
Los delegados de Pastoral recogen el material para la semana del Domund